Que ver en granadilla pueblo abandonado de Cáceres

Granadilla es un pequeño pueblo abandonado que se encuentra en la provincia de Cáceres. Fue fundado en el siglo XV por los caballeros de la Orden de Santiago en una ubicación estratégica para controlar el paso del río Alagón. A lo largo de los años, Granadilla ha sido testigo de numerosos episodios históricos, convirtiéndose en un lugar lleno de encanto e historia.

¿Qué ver en Granadilla?

Si lo que buscas es un lugar para explorar y conocer un poco más sobre la historia de España, Granadilla es el lugar perfecto para ti. A continuación, te contamos qué lugares debes visitar durante tu estancia en este pueblo abandonado:

1. La Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación

Esta iglesia es el edificio más emblemático de Granadilla. Se construyó en estilo gótico, sobre una antigua mezquita. Su construcción tuvo lugar entre los siglos XIV y XV, aunque fue reformada en varias ocasiones.

2. Las Murallas de Granadilla

Las murallas son otra de las atracciones turísticas de Granadilla que no puedes perderte. Fueron construidas en el siglo XVI para defender la villa de los ataques de los invasores. Además, las murallas también servían para delimitar el territorio de la población.

3. La Casa de la Cultura

La casa de la cultura es uno de los edificios más recientes de Granadilla. Fue construida en el siglo XX como centro cultural y se encuentra en muy buen estado de conservación.

¿Cómo llegar a Granadilla?

Granadilla se encuentra a unos 55 km de la ciudad de Cáceres. Desde esta ciudad, se puede llegar en coche en unos 50 minutos a través de la carretera EX-207. También se puede llegar en transporte público, aunque la frecuencia de los autobuses es bastante baja.

Viajar a Londres
LEER

¿Qué hacer en Granadilla?

En Granadilla, además de visitar los lugares históricos, también puedes hacer algunas actividades al aire libre. Por ejemplo, puedes hacer senderismo por los alrededores de Granadilla y disfrutar de las vistas. También puedes hacer una excursión en bicicleta por los caminos rurales cercanos.

Conclusión

En definitiva, Granadilla es un pequeño pueblo abandonado que vale la pena visitar. Sus monumentos históricos, como la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación y sus murallas, son una auténtica maravilla. Además, si eres amante de las actividades al aire libre, Granadilla es un lugar ideal para pasar unos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *