Como visitar la mezquita azul Estambul

Estambul es una ciudad llena de vida y cultura, por eso es uno de los destinos turísticos más populares. Cuando se trata de edificios icónicos, la mezquita azul es un lugar que no te puedes perder. La mezquita, también conocida como la mezquita Sultan Ahmed, es uno de los sitios más importantes de la ciudad y la experiencia debe ser única.

Historia de la mezquita azul

La mezquita azul fue construida en el siglo XVII por el sultán Ahmed y tiene una impresionante arquitectura otomana. El interior de la mezquita cuenta con cientos de azulejos azules, lo que da lugar a su sobrenombre y la hace una de las mas bellas del mundo.

Consejos para visitar la mezquita azul

Antes de visitar la mezquita azul, es importante tener en cuenta algunos consejos para hacer de la visita una experiencia memorable:

  • Verifica los horarios: La mezquita azul es un centro religioso importante, por lo que los horarios pueden cambiar sin previo aviso. Verifica los horarios antes de tu visita.
  • Protocolo de vestimenta: Asegurate de vestir ropa conservadora y cubrir los hombros y las piernas. A la entrada, se te proporcionará una túnica si no estás vestido apropiadamente, aunque es mejor llevarla desde casa para evitar esperas en la entrada.
  • Calzado: Necesitas quitarte los zapatos para entrar en la mezquita y caminar descalzo en el interior, aunque también se pueden llevar calcetines. Una buena opción es llevar una bolsa a mano para guardar los zapatos mientras estás dentro.
  • Mejor momento para visitar: El mejor momento para visitar la mezquita azul es durante las oraciones, así que te recomendamos tener en cuenta los horarios si deseas vivir una experiencia auténtica. Sin embargo, también puedes visitar en otros momentos del día cuando esté menos concurrida.
Crucero por los canales de Ámsterdam
LEER

Visitar la mezquita azul

Una vez que has llegado a la mezquita azul, es importante el respeto de las normas y la etiqueta, asegurándote de ser respetuoso con los demás y no molestar a los locales que vienen a visitar la mezquita para rezar.

Una vez dentro

Una vez dentro de la mezquita, es impresionante el interior con sus techos altos y las llamativas decoraciones. Puedes caminar alrededor del sitio maravillándote con la ornamentación, aunque es importante no causar ruido y, en todo caso, hablar en silencio.

Mirando hacia la Meca

La parte central de la mezquita es el mihrab: un pequeño nicho en la pared que indica la dirección a la Meca. Es un lugar sagrado de la mezquita, por lo que asegúrate de ser respetuoso y no estorbar a aquellos que vengan a rezar.

Hay más por ver

No pierdas la oportunidad de visitar el patio y el jardín de la mezquita. El diseño y la cantidad de flores es realmente impresionante. Tambien puedes explorar las numerosas tiendas y puestos de comida aledaños a la mezquita, dándote una auténtica experiencia turca.

Conclusión

Visitar la mezquita azul de Estambul es una actividad perfecta para los amantes de la historia y la arquitectura. Con estos consejos y recomendaciones, podrás disfrutar de una visita memorable mientras te sumerges en la historia y cultura de la Turquía antigua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *